San José Valdeflórez participa en ‘Battchain’, consorcio que nace para desarrollar toda la cadena de valor de las baterías en España

  • Cayetano Polo, director de relaciones institucionales de Infinity Lithium en España, destaca el rol “estratégico e indispensable” que jugará San José Valdeflórez para atraer nuevas empresas y oportunidades a Cáceres
  • La inversión de fondos europeos, canalizados mediante Innoenergy, permite situar el proyecto a la vanguardia de la próxima revolución verde en Europa
  • El consorcio ha presentado una manifestación de interés al Programa de Fomento de la Competitividad Industrial y Proyectos de Sostenibilidad, publicado el pasado mes de diciembre por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo

“La creación del consorcio español ‘Battchain’ responde a la necesidad de trabajar conjuntamente para generar oportunidades compartidas”. Con estas palabras, Cayetano Polo, director de relaciones institucionales de Infinity Lithium, destaca la importancia de que el proyecto San José Valdeflórez participe con un papel tan relevante. “Para que haya desarrollo de baterías y coches eléctricos, el litio que podemos transformar industrialmente aquí es imprescindible, y eso supone que las oportunidades de riqueza y empleo que se pueden abrir en Cáceres son inmensas”, afirma Polo.

La creación de ‘Battchain’, un consorcio formado por importantes empresas y proyectos industriales españoles, nace para responder a la creciente demanda de baterías y reducir la dependencia energética del exterior. Dicho consorcio, que requerirá una inversión de 1.200 millones de euros, creará más de 1.700 puestos de trabajo directos y 12.000 indirectos, previendo un volumen de negocio que alcance los 2.400 millones de euros en 2030. Además, se reducirá las emisiones en 1,5 millones de toneladas de CO2 al año.

Battchain reúne a algunas de las principales organizaciones del país en el campo de las baterías. Entre ellas, además del proyecto San José Valdeflórez —que prevé la extracción y transformación de 15mil toneladas/año— se han presentado proyectos como la fábrica de celdas de estado sólido Basquevolt, con capacidad de 10GWh y promovida por el Ente Vasco de la Energía y CIC-Energigune. También forman parte de esta iniciativa la planta de ensamblaje ‘Battery Packs Nabatt’, promovida por Fagor Ederlan, Ingeteam y SODENA, con capacidad de alcanzar hasta 120.000 baterías/año o la factoría de la empresa Scoobic para el ensamblaje anual de 20.000 vehículos eléctricos de última milla. En al ámbito de la recolección de baterías y reciclaje, el proyecto incluye la planta de la empresa BeePlanet, con capacidad para procesar anualmente 260MWh y producir 40MWh de baterías de segunda vida para aplicaciones estacionarias.

La apuesta por una cadena de valor completa supone el nacimiento de una nueva industria, desde la extracción y transformación, hasta la fabricación de baterías y coches, llegando hasta el reciclaje final. “Sin nuestra materia prima, no hay desarrollo, y eso nos confiere una posición excelente para negociar la llegada de nuevas empresas del sector que generen riqueza y empleo”, apunta Polo.

Según datos publicados por Innoenergy, la demanda de baterías en España alcanzará los 75 GWh en 2030, de los cuales alrededor del 90% procederá del sector de la automoción. En 2030, al menos la mitad de los vehículos producidos en España serán eléctricos, y se necesitarán aproximadamente 30GWh de baterías al año para ellos.

“Estamos trabajando para que San José Valdeflórez no sólo se convierta en suministrador de la materia prima, sino que la nueva industria apueste por Cáceres para instalarse aquí”, concluye Cayetano Polo, director de relaciones institucionales de Infinity Lithium en España.

Nota de prensa

No Comments

Post A Comment