Disputando el liderazgo de China

La industria del automóvil se enfrenta a un momento crítico ante el que debe ser capaz de atraer y garantizar las inversiones de los fabricantes. En España, segundo mayor fabricante de vehículos de la UE, la automoción supone el 10% del PIB nacional.

Europa, líder histórico automotriz, quiere poner fin a su clara desventaja: no producir litio dentro de sus fronteras ha retrasado la implantación de fábricas de baterías, pieza clave para la transformación de la industria. Con este objetivo, los grandes fabricantes están moviendo ficha: para disputar el hoy indiscutible liderazgo de China, Volkswagen ha anunciado una inversión de 1.000 millones para construir una fábrica de baterías, para la que el acceso a las materias primas se presenta como un elemento clave.

También las autoridades comunitarias quieren contribuir a revertir esta situación. La Comisión Europea está financiando iniciativas a través del Banco Europeo de Inversiones y está fomentando la cooperación transfronteriza. Destaca la European Battery Alliance, un esfuerzo coordinado de administraciones y empresas, que está comenzando a desarrollar fábricas de baterías y diversos proyectos en el continente, y que ya ha expresado su apoyo a San José Valdeflórez.  

Además, ante las crecientes tensiones comerciales, cada vez más voces alertan de la concentración de la producción de derivados de litio en un número limitado de países: China, Chile y Argentina. Los grandes fabricantes europeos de automóviles (Volkswagen, Daimler, BMW…) quieren reducir el riesgo en su cadena de suministro garantizando fuentes locales de litio y sus derivados dentro de la Unión Europea. San José Valdeflórez jugaría un papel clave para afianzar esta cadena de valor.

━ El acceso a las materias primas

La European Battery Alliance, un ambicioso esfuerzo coordinado de administraciones y empresas, ya ha expresado su apoyo a San José Valdeflórez.